A la montaña con guíasEn ocasiones una respuesta honesta puede llegar a ser un seguro de vida. Cuando planificamos una actividad (senderismo, alta montaña, barranquismo) hay que preguntarse si todo el grupo está capacitado física y técnicamente para realizarla (y por supuesto, responder sinceramente). Si la respuesta es afirmativa: ¡adelante con ella! sin olvidar la prudencia y el buen hacer, por supuesto. Si la respuesta es negativa, podemos tomar dos actitudes: un cambio de actividad hacia otra más sencilla o…¡a la montaña con guías!

¿Cuándo es aconsejable contar con un guía?

La respuesta es sencilla: cuando la actividad que queremos realizar está claramente por encima de nuestra capacidad física y/o técnica. Y este “nuestra” hace referencia a la capacidad del grupo al completo.

Al plantearnos cualquier actividad de montaña debemos reconocer cuáles son nuestras capacidades, habilidades y conocimientos para llevarla a cabo con éxito. Esta “capacidad” debe hacer referencia a todo el grupo.

Siendo conscientes de nuestra “capacidad como grupo” escogeremos el itinerario o actividad y buscaremos toda la información necesaria acerca del mismo (horario, desniveles, distancia, ‘meteo’, estado actual de la ruta, etc.).

Una única pregunta que demanda una respuesta sincera y objetiva

Con los datos técnicos sobre la actividad en una mano y la valoración sobre la capacidad del grupo del grupo en la otra nos debemos preguntar: ¿está el grupo preparado para afrontar con garantías la actividad que nos proponemos? Habrá dos posibles respuestas:

  1. Creo que el grupo está preparado: todos sus componentes tienen el nivel físico y técnico necesario para acometer la actividad con seguridad. ¡Adelante! No olvides mantener la atención sobre la marcha del grupo y la meteo una vez hayas iniciado la actividad. Darse la vuelta puede ser siempre una opción.
  2. Creo que el grupo no está preparado: nos falta nivel técnico y/o capacidad física a varios o todos los componentes del grupo. En este caso las opciones posibles son:
    1. Diseñar un plan alternativo más asequible, para el que sí esté preparado el grupo
    2. Mantener el plan original pero plantear la actividad contando con los servicios de guías de montaña y barrancos

Cuestionarios de autoevaluación para el Aneto y el Monte Perdido

La autovaloración no es un proceso sencillo. Montaña Segura dispone de dos cuestionarios de autoevaluación, uno para la ascensión al Aneto y otro para la ascensión al Monte Perdido, ambos en condiciones de verano.

Contestados con sinceridad, estos cuestionarios aportan muchas pistas sobre los elementos que deben tenerse en cuenta en este proceso de autoevaluación. Os recomendamos bucear en ellos.

Los guías profesionales: la seguridad invisible, el aprendizaje visible

Los guías en el AnetoEn caso de querer afrontar un reto que supere nuestra capacidad física o técnica lo recomendable es acudir a los profesionales en la gestión del riesgo de las actividades en el medio natural: los guías.

El guía es un montañero profesional, conductor de un grupo por la montaña, al que dota de seguridad. Sus conocimientos del medio y la actividad, con sus requerimientos técnicos y de material, son completos.

El guía valorará las expectativas del grupo y el perfil de cada uno de sus integrantes, asesorando sobre la actividad o aconsejando la renuncia a ella si observa carencias graves para conseguir los objetivos.

Ante todo, un guía profesional en un buen gestor del riesgo. Para estos profesionales prima la seguridad, aunque sin olvidar el disfrute y el aprendizaje de sus clientes.

Un guía nos enseñará a hacer un buen uso del material técnico, nos asegurará en los pasos más complicados, hará que todo el grupo marche unido, conocerá las posibles vías de escape ante un imprevisto, sabrá proponer un plan B y estará en disposición de solicitar ayuda y de seguir los protocolos de actuación durante un rescate.

La formación de los guías: los técnicos deportivos de montaña

Guías de montaña y nieblaAragón fue una comunidad pionera en crear una formación de profesionales del montañismo: los Técnicos Deportivos de Montaña y Escalada, una excelente cantera de formadores y guías de montaña.

En diciembre del 2003, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón regulaba las enseñanzas dirigidas a conseguir títulos oficiales de los Deportes de Montaña y Escalada. En ese momento se estableció una estrecha colaboración con la Federación Aragonesa de Montañismo para llevar a cabo esta tarea, que se explicitó en la firma de un convenio.

Se forman técnicos que serán responsables de la enseñanza, del entrenamiento o de la conducción de otros deportistas o grupos de personas por el medio natural. Estos técnicos deben gestionan los riesgos propios del medio y toman medidas para minimizarlos, buscando conseguir satisfacer las expectativas de los clientes pero priorizando la seguridad. Su trabajo es aconsejar qué actividad es la más adecuada para quien la está demandando; o entrenar y preparar a una persona, tanto técnica como físicamente, para conseguir un fin que en ese momento no se encuentra a su alcance.

Por todo ello, nunca debemos olvidar que un guía no es un seguro de vida, sino un profesional en la gestión del riesgo que nos permite practicar una actividad determinada siguiendo todos los protocolos de seguridad establecidos y además nos enseña a disfrutar el deporte y conocer el medio.

Los guías y las empresas de turismo activo: seguridad y formación

Montaña_con_guiasLa oferta de guías y empresas de turismo activo es amplia y de calidad. En Aragón, además, estas empresas tienen la obligación de solicitar al gobierno autonómico autorización para su funcionamiento, por lo que deben cumplir una serie de requisitos técnicos y legales que suponen una garantía de calidad. En este enlace se puede acceder al listado de las empresas registradas.

Por otro lado, los guías son poseedores de sus titulaciones pertinentes y muchos de ellos están agrupados en la Asociación Española de Guías de Montaña.

Los guías y las empresas de turismo activo constituyen un colectivo de gran calidad. Cuando contamos con los servicios de estos grandes profesionales podemos disfrutar más, y de una manera más segura, de la actividad. Además, junto a ellos podemos aprender las técnicas y los procesos de toma de decisiones, mejorando nuestra formación.

Comments

Comments are closed.