¿De qué vamos a hablar?

Origen: La campaña piloto de 1999

La historia de la campaña se inicia en 1999, cuando se firma el primer convenio tripartito entre la Dirección General de Interior del Gobierno de Aragón-Protección Civil, la Obra Social de Ibercaja y la Federación Aragonesa de Montañismo. Esta firma permitió poner en marcha la campaña, de forma experimental, en el valle de Benasque (Ribagorza, Alto Ésera).

Se trabajó durante los meses de verano en los principales recorridos excursionistas del Parque Natural Posets-Maladeta. Para ello se contó con la colaboración de voluntarios y voluntarias y profesionales de la FAM.

Se eligió el Valle de Benasque por ser un espacio muy visitado tanto por senderistas con poca experiencia como por montañeros de alto nivel técnico. Además, en este valle se encuentra una de las ascensiones más codiciadas por todos los montañeros: el Aneto, que con sus 3.404 m de altitud es la cumbre más alta del Pirineo.

La campaña piloto centró sus esfuerzos en informar al colectivo montañero y recopilar datos sobre sus hábitos en la montaña. Las encuestas registraban información de los recorridos más frecuentados, la vestimenta y el equipo utilizado.

2000-2004: Montañas para Vivirlas Seguro

En el año 2000 se renovó la firma del convenio y la campaña se extendió a todo el Pirineo Aragonés, Moncayo y Sistema Ibérico Turolense, donde se repitió la experiencia de la campaña piloto del año 99. Seis equipos de trabajo, profesionales de la FAM y voluntarios y voluntarias, estuvieron durante julio y agosto trabajando en los siguientes objetivos:

  • La prevención de los accidentes en montaña, informando “in situ” a excursionistas.
  • La recogida de datos en forma de encuesta, para conocer su equipación, qué experiencia tienen y dónde se encuentran.
  • La formación del equipo de voluntarios y voluntarias que colaboran en la campaña.
  • El desarrollo de estudios y herramientas destinados a la prevención de los accidentes en la montaña.

En el año 2003 se da a conocer el método MIDE: una herramienta para la clasificación y evaluación objetiva de excursiones y recorridos senderistas creado dentro del marco de la campaña.

2005-2011: Montañas Seguras

En el año 2005 la campaña cambia de nombre y modifica, en parte, sus objetivos. A partir de ese momento pasa a llamarse Montañas Seguras. y se centra en mantener la presencia de informadores e informadoras de montaña en aquellos sitios donde más rescates se producen o más visitantes se concentran, con el fin de prevenir esos accidentes e informar al colectivo montañero, todo ello aprovechando los datos obtenidos de un análisis que se hizo en el año 2004 sobre los datos de rescates en montaña.

Este espacio Web, www.montanasegura.com , se creó también en el año 2005 con el objetivo de dar a conocer el programa y concentrar todas aquellas labores que en prevención de accidentes en montaña se hicieran en Aragón.

2012-…. : Montaña Segura

En la actualidad el programa se encuentra en una nueva fase: el trabajo en red. Esta nueva fase tiene tres puntas de lanza:

  • La creación de la Red de Informadores Voluntarios
  • La formación de peques (en campamentos de verano)
  • La difusión del proyecto en internet y las redes sociales

Aragón concentra el 44% de los rescates en montaña que realiza el Servicio de Montaña de la Guardia Civil en todo el estado (datos del 2018), pero el 75% de las personas rescatadas en Aragón no son aragonesas, ¿cómo conseguir transmitir a esas personas consejos y directrices que les permitan mejorar su seguridad en el medio natural?

Queremos que todas las personas que tienen opción a hablar con visitantes y turistas -informadores turísticos, empresas de turismo activo y red de alojamientos- les transmitan unos mismos consejos de seguridad y les aporten información objetiva y completa sobre las actividades que se proponen realizar, y además lo hagan –lo hagamos- de una forma educativa y positiva. Para ello se apoya con formación y materiales a este colectivo de informadores e informadoras. La mayoría, personas que viven en la montaña, que la conocen bien y les preocupa la seguridad de quienes nos visitan.

Pero además se está trabajando en elaborar mensajes y pautas de seguridad que lleguen al y a la visitante en el momento en que este está planificando su actividad. Internet y las redes sociales son los canales para llegar a ellas y ellos de manera virtual.

Finalmente, seguimos trabajando también con los más peques, montañeros y montañeras del mañana. Si ellas y ellos aprenden a hacer las cosas de manera segura ahora y en el futuro sus actividades en el medio natural serán seguras.

Comments

Comments are closed.