Joan Rovira. http://www.igc.cat/web/img/allaus/joanrovira.jpgTodos aquéllos que realizan actividad en montaña invernal saben cuán importante es saber leer la nieve: Conocer su historia (cuándo y cómo ha caído, qué evolución ha llevado) e interpretar las señales (su tono de blanco, el ruido que hace cuando la pisamos, la textura, sus caprichosas formas) ayudan a decidir qué itinerario tomar o cuándo hay que darse la vuelta. Los montañeros invernales son o deberían ser expertos en nivología y aludes. Con esos conocimientos no sólo se disfruta más en la montaña, sino que además  pueden llegar a salvar nuestra vida o la de nuestros compañeros.

Joan Tutusaus. http://www.igc.cat/web/img/allaus/bataillance_1.jpgPor supuesto, las actividades en montaña invernal, por sus caracteristicas y las del medio en el que se desarrollan, requieren de una formación y experiencia que nunca puede suplantar la información en internet. Tu rpimera prioirdad: fórmate, de la mano de los Clubes de Montaña o de los guías, per fórmate.

Sin duda, eisten muchas páginas Web y blogs que persiguen complementar esta formación en nivología y aludes. Esta no pretende ser una entrada más que se sume a las tantas existentes, sino una recopilación de las mismas.

Sobre la nieve

En primer lugar conocer qué tipos de nieve existen (nieve seca, húmeda, venteada o granulada) en función de las condiciones meteorológicas que se den durante las nevadas, así como qué tipos de procesos se dan de evolución después de las mismas (metamorfosis de isoterma, de gradiente o de fusión). Podéis leer más sobre esto en la web de Todovertical.

También en estos dos enlaces se accede ya a los tipos de aludes que se pueden producir: alud de nieve polvo, de placa o de nieve húmeda, información que también aparece en esta entrada de Nevasport.

Si queremos hacernos expertos en la identificación del tipo de cristales de nieve en esta Web tenemos un gran número de fotografías que nos ayudarán en el proceso.

Consulta e interpretación del BPA

En temporada invernal AEMET emite diariamente el Boletín de Peligro de Aludes (BPA) de los principales macizos. En Cataluña otros dos servicios se superponen en esta tarea a la de la AEMET: el ICGC (pirineo catalán) y Laueghi (Valle de Arán). En Aragón, Alurte también emite tres veces por semana un BPA para el valle del Aragón.

En los últimos años la elaboración de los BPA ha ido evolucionando y a día de hoy son mucho más gráficos. Trabajan en base a los Problemas Típicos de Aludes, definiendo tamaños, orientaciones y cotas altitudinales probables. Todo ello permite al usuario hacerse una idea de las situaciones que puede encontrar y adaptar sus decisiones sobre el terreno.

Planificando tu actividad desde casa, estabilidad de las laderas nevadas

En este vídeo del blog de encorda2 se muestra de manera muy gráfica y en apenas tres minutos lo fundamental sobre aludes (ojo! no nos enseña en 3 minutos lo fundamental, sólo nos lo nombra! aprender todo lo necesario sobre aludes y rescate en aludes sin duda nos costará bastante más!).

Cada vez se dispone de más zonas cartografiadas con ATES (Escala de Clasificación de Terreno de Aludes), herramienta que ayuda a evaluar el peligro existente en un recorrido y momento determinado y con ello permitir conocer el grado de riesgo asumido por el grupo. Montaña Segura tiene publicada la cartografía ATES del macizo del Aneto y del macizo de Infiernos.

Para determinar la estabilidad de una ladera una vez estemos sobre el terreno tenemos varios métodos. Se puede valorar (de manera quizás excesivamente simplista) con el método de reducción elemental (Proyecto Ennac, Espacio de la Nieve y los Aludes en la Cordillera Cantábrica), que combina la información del Boletín de Peligro de Aludes con la pendiente de la ladera.

Para poder saber de forma rápida cuál es la pendiente de una ladera, utilizando el mapa que seguro llevaremos a la salida y con los materiales y formación que prestan en esta entrada podremos calcularlo.

De manera más completa y también compleja existen los Test de estabilidad. El Centre de Lauegi d’Aran (centro de predicción de Aludes del Valle d’Aran) tiene publicado un artículo donde se describe cómo se practica e interpreta el Test de compresión y el Test de la columna extendida. Igual de interesante  esta entrada sobre buenos hábitos en la montaña invernal.

Atrapados por un alud

Si aún así nos alcanza un alud, la siguiente imagen puede ayudarnos a actuar de forma correcta en ese momento, siempre con el objetivo de que el alud nos entierre lo menos posible y logremos hacernos con una cavidad de aire cerca de la boca.

Escapar de una avalancha

El Grupo de Trabajo en Tecnologías Avanzadas para Rescate en Nieve de la Universidad de Zaragoza ofrece varios documentos sobre los protocolos que deben seguirse para el rescate de una víctima atrapada en un alud según el tipo de ARVA que se lleve. La web de ACNA (Asociación para el conocimiento de la nieve y los aludes) también ofrece este folleto para marcar el protocolo de rescate de las víctimas de un alud.

Joan Soldevila. http://www.igc.cat/web/img/allaus/jsoldevila2.jpgEn la misma  web de ACNA  existen estos y otros recursos, así como acceso al calendario formativo y de actividades del centro.

Si lo que queremos es ver fotos de aludes tenemos un amplio muestrario que han ido aportando colaboradores en la web del ICGC (Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya). Además las fotos están comentadas por los autores, por lo que podemos aprender además de mirar.

Aprendiendo más

Y, finalmente, si queremos aprender más siempre podemos hacerlo:

Internet está lleno de recursos, pero la verdadera formación se adquiere de la mano de profesionales y con mucha práctica sobre el terreno, ¡no dudéis en conseguirla pues de ello depende vuestra vida!

En el invierno del 2017-2018 se produjeron varios casos de accidentes por aludes en los que se vieron implicados expertos montañeros. Merece la pena leer esta reflexión que se hizo desde el mundo profesional.

Comments

Comments are closed.