Esquiadores de montañaCada vez más aficionados a la montaña invernal están deseando que las montañas se cubran de blanco para salir a recorrerlas y disfrutarlas. Sin embargo, disfrutar con seguridad de estas actividades implica informarse cuando hay nieve en la montaña.

Las actividades en montaña invernal se desarrollan en un medio altamente inestable (montaña, nieve, aludes). Por eso, su planificación exige más tiempo y formación técnica que el que requeriría esa misma actividad en verano. Para que no se pierda ni una sola vida en la montaña, Planifica + Equipa + Actúa con prudencia también en montaña invernal.

Aquí repasaremos, dentro del PLANIFICA, dónde informarse cuando hay nieve en la montaña. Ahora bien, te recordamos que no se «aprende» sólo leyendo, sino que resulta fundamental la experiencia sobre el terreno. Si no tienes esa experiencia, recuerda que puedes ayudarte de expertos y profesionales (clubes de montaña –FAM, FEDME- y guías tituladosAEGM -).

Planificando desde casa: información de la ruta

Recabar información para este tipo de actividades resulta más complicado al existir menos bibliografía sobre recorridos invernales. Quizás la información más completa y valorada a día de hoy en el lado español del Pirineo son los libros de rutas con esquís de Jorge García-Dihinx, autor del Blog La Meteo que Viene. Igualmente en Montaña Segura, puedes consultar las fichas de acceso invernal a los refugios de la FAM, en las que se detallan sus itinerarios de acceso más seguros. Por otro lado, en Pirineo francés la propia cartografía oficial –IGN France-, a escala 1:25.000, incluye los trazados de los recorridos más habituales que se suelen realizar en montaña invernal.

A la hora de determinar nuestro itinerario, debemos tener presente que las rutas en terreno nevado, no siguen sendas y pistas marcadas, sino que se trazan sobre un mano de nieve inestable y sobre el cual nos exponemos a aludes. Por lo tanto la planificación de este tipo de actividades requiere ir un paso más allá.

Información sobre nivología y meteorología

Informarse cuando hay nieve en la montañaEn montaña invernal, no solo basta con conocer la ruta, debemos conocer las condiciones del terreno por el que nos desplazaremos. Estas condiciones dependerán, entre otros factores, del estado del manto nivoso y de la meteorología.

Aunque existen distintas fuentes donde consultar esta información, la fuente oficial de consulta es AEMET. Esta agencia, publica diariamente un Boletín de Peligro de Aludes (BPA) además de una predicción meteorológica de montaña. Mientras que el BPA informa acerca del estado del manto nivoso, el parte meteorológico detalla la previsión para el día siguiente y realiza una estimación de la evolución meteorológica a tres días vista.

Otras fuentes donde poder consultar el Boletín de Peligro de Aludes son:

El montañero invernal deberá ser capaz de comprender e interpretar esta información ya que es su seguridad la que está en juego.

Información sobre el tipo de terreno: cartografía ATES

Además del estado del manto nivoso, otro factor clave que se debe conocer para reducir la exposición a aludes es el tipo de terreno por el que transcurre la ruta. Una herramienta de gran interés para el montañero invernal es la cartografía ATES, que permitirá conocer el grado de exposición a aludes del terreno por el que va a desplazarse. En caso de existir cartografía ATES para la zona de la actividad, la información aportada por esta, junto con la obtenida con el BPA, nos ayudarán a elegir la ruta más segura posible.

Actualmente, en la web de Montaña Segura está disponible la cartografía ATES para los macizos de Infiernos-Balaitus, Monte Perdido-Ordesa, Posets-Perdiguero y Aneto-Maladetas.

Otras fuentes de información

Otro recurso complementario a ATES y el BPA muy interesante a la hora de conocer el estado de una ruta es el seguimiento a las Webcams. En este enlace pueden consultarse las de los refugios de montaña de la FAM.

Además, también pueden consultarse los datos meteorológicos recogidos por estos mismos refugios en los últimos 7 días (datos de temperatura máxima y mínima, cantidad de precipitación y forma, vientos dominantes y espesores de nieve).

No solo basta con informarse

Como hemos visto, informarse cuando hay nieve en la montaña es vital. Sin embargo, las características de la montaña invernal, exigen comprender toda esta información acerca del terreno y el manto nivoso. Por ello, para realizar nuestras actividades de forma segura, debemos adquirir poco a poco esos conocimientos necesarios acerca de meteorología y nivología. Al fin y al cabo es nuestra vida la que está en juego.

Y no olvidemos nunca, que todo lo que podamos documentarnos y llevar aprendido de casa, no nos servirá de mucho si luego no lo aplicamos una vez salgamos al monte. A la nieve hay que escucharla, mirarla, interpretarla correctamente y, con todo ello y nuestro sentido común, tomar la decisión más prudente. A veces, el recorrido más seguro es darnos la vuelta, aunque por suerte no siempre es así y la montaña nevada nos permite disfrutar de grandes experiencias, vistas y sensaciones.

Comments

Comments are closed.