Encuestas 2020 en el Monte PerdidoLas encuestas 2020 en el Monte Perdido buscan caracterizar el perfil de los montañeros que intentan la ascensión a esta cima por su ruta más frecuentada: la del Valle de Ordesa. Si conocemos el perfil de las personas que intentan ascender al Monte Perdido se podrán diseñar e implementar acciones dirigidas a mejorar la seguridad de este colectivo.

El Monte Perdido es uno de los tresmiles que más visitantes concentra durante el verano por, entre otros motivos, ser el más alto del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Encuestas 2020 en el Monte Perdido: los datos analizados

En 2020 Montaña Segura realizó encuestas presenciales en el Pirineo Aragonés y la Sierra de Guara a los practicantes de actividades en el medio natural. Entre el 23 de julio y el 15 de agosto se llevaron a cabo 7 jornadas de encuestas que acumularon un total de 32 horas en la ruta normal a la cima del Monte Perdido desde el refugio de Góriz, la ruta de acceso normal para los que se plantean la ascensión desde la Pradera de Ordesa -durmiendo o no en Góriz- y desde los miradores de las Cutas.

Monte Perdido. Grupos y personas encuestadas. Verano, 2018-2020Se realizó la encuesta de cima a un total de 270 grupos y 748 personas. 

En 2020 la Escupidera estaba “limpia de nieve” (o, por lo menos, estaba con la nieve “evitable”) desde el 23 de julio. En estas condiciones no es necesario llevar material técnico para nieve (piolet y crampones) y la ascensión se puede considerar una ascensión “de iniciación” para el colectivo tresmilista.

La realización de estas encuestas en la ruta normal de acceso a la cima en lugar de en la misma cima condiciona en dos aspectos:

  1. Registra el perfil de las personas que están intentando hacer cima, sin saber quién de verdad lo consigue.
  2. Ofrece una fotografía de las personas que van por la ruta en la que se realiza la encuesta, pero se desconoce cuántos montañeros y de qué características van por otras rutas.

Se muestran los datos de 2020 en relación a los datos obtenidos, siguiendo la misma dinámica de trabajo, los pasados 2018 y 2019.

El año de la COVID-19 y las encuestas en el Monte Perdido

Tanto la dinámica de trabajo de la campaña de encuestas de 2020 como el perfil de grupos y personas que muestran los datos recopilados viene condicionada por la pandemia COVID-19.

Para la realización del trabajo de campo se establecieron los protocolos necesarios para garantizar la seguridad COVID-19 de encuestadores y encuestados, manteniendo la ubicación y la duración de los aforos realizados con respecto al trabajo realizado en años anteriores.

Ello permite valorar si en el Monte Perdido el número de grupos y/o personas encuestadas por hora y/o aforo muestra algún tipo de variación o evolución.Monte Perdido. Grupos y personas encuestadas por hora y aforo. Verano, 2018-2020Los gráficos muestran que en el verano de 2020 ha habido bastantes menos montañeros en la ruta normal al Monte Perdido que en el pasado 2019, tanto por hora de encuesta como por día de encuesta (aforo).

Apuntamos dos posibles motivos para este descenso de personas y grupos encuestados:

  • La limitación de la capacidad de albergues y refugios, por legislación en relación a la COVID-19, del refugio de Góriz
  • La suspensión del habitual servicio para montañeros del autobús de Nerín a los miradores, también por motivos de la COVID-19, servicio que permitía realizar la ascensión al Monte Perdido en el día y sin pernocta en el entorno de Góriz

Datos sobre el perfil de los grupos que intentan ascender al Monte Perdido desde Ordesa

Analizando la información de los 270 grupos encuestados que se encontraban ascendiendo al Monte Perdido, se extrae: 

Tipo de grupo: el 44% de los grupos encuestados van en pareja. Un 15% de los grupos son montañeros solitarios (grupos de 1).

Solo el 3% de los grupos encuestados van con guía.

Monte Perdido. Grupos encuestados según tipo de grupo. Verano, 2018-2020
Equipo colectivo, el teléfono: el 99% de los grupos encuestados llevan teléfono móvil.  Monte Perdido. Grupos encuestados según llevan teléfono. Verano 2018-2020
Equipo colectivo, el mapa: el 45% de los grupos encuestados llevan mapa. Un 55% no llevan. Este dato ha empeorado en 18 puntos porcentuales con respecto al pasado 2019.

Llevar un mapa denota una actitud de planificación ya que, en caso de extravío o desorientación, su presencia puede suponer una ventaja.

Monte Perdido. Grupos encuestados según llevan mapa. Verano, 2018-2020
Equipo colectivo, la brújula o el GPS: un 70% de los grupos encuestados llevan brújula, GPS o ambos.

El 30% restante no lleva -de manera consciente- ningún sistema que le permita orientar un mapa.

A los grupos que han indicado que llevan GPS se les ha preguntado, cuando se trata del GPS del teléfono móvil, si saben utilizar esta herramienta para uso senderista y si llevan App’s instaladas para ese fin.

 

Monte Perdido. Grupos encuestados según llevan brújula o GPS. Verano, 2018-2020
Equipo colectivo, el botiquín: un 64% indican llevar botiquín, frente a un 36% que indican no llevarlo.

La presencia del botiquín denota una actitud de planificación.

Monte Perdido. Grupos encuestados según llevan botiquín. Verano, 2018-2020

Datos sobre el perfil de las personas que intentan ascender al Monte Perdido desde Ordesa

Se expone a continuación la información que resulta más relevante de las 748 personas encuestadas:

Personas en tipo de grupo: el 42% de las personas encuestadas van en grupos de 3 a 5 personas. Un 32% van en pareja. Un 17% van en grupo de más de 5 personas no organizado (sin guía).

Un 5% de las personas encuestadas son montañeros solitarios (grupos de 1). Un 5% van con guía.

Monte Perdido. Personas encuestadas según tipo de grupo. Verano, 2018-2020
Edad: el 69% tiene entre 19 y 40 años (15 puntos porcentuales más que el pasado 2019)Los menores de edad están presentes en un 4%.

Los mayores de 40 años (27%) han perdido presencia porcentual (12 puntos menos en este 2020).

Monte Perdido. Personas encuestadas según edad. Verano, 2018-2020
Género: el 75% de los encuestados son hombres y el 25% mujeres. Monte Perdido. Personas encuestadas según género. Verano, 2018-2020
Procedencia: los encuestados son principalmente vascos y navarros (33%) y catalanes (19%).

Los aragoneses están presentes en un escaso 4%, dato que se puede explicar si consideramos que el aragonés puede acceder a esta cima fuera de la “temporada alta”.

Los extranjeros no franceses han disminuido su presencia pasando de ser un 9% en el 2019 a un 4% en el presente 2020, realidad que se explica por la coyuntura COVID-19.

Monte Perdido. Personas encuestadas según procedencia. Verano, 2018-2020
Federados: el 33% de las personas encuestadas indican estar federadas en montaña. Monte Perdido. Personas encuestadas según están federadas. Verano, 2018-2020

Sobre la experiencia de los montañeros que intentan ascender al Monte Perdido

La encuesta de cima registra la siguiente información sobre la experiencia de los montañeros:

Años de práctica: un residual 2% indica no tener ninguna experiencia en ascensiones a tresmiles (5 puntos porcentuales menos que el pasado 2019), y otro 7% indica tener menos de 2 años de práctica. 

El 53% de los encuestados tienen más de 10 años de práctica en este tipo de actividades.

Monte Perdido. Personas encuestadas según años de práctica. Verano, 2019-2020
Número de cimas de más de 3000m ascendidas: un 25% de las personas encuestadas indica no haber ascendido ninguna cima de más de 3000 m. Otro 27% ha ascendido 1 ó 2 cimas.

Un 15% ha ascendido más de 10 cimas de estas características.

Estos datos indican que el Monte Perdido se considera un tresmil de “iniciación”.

Monte Perdido. Personas encuestadas según número de tresmiles ascendidos. Verano, 2019-2020
Práctica de actividades en montaña invernal: el 88% de las personas encuestadas no practica actividad en montaña invernal (esquí de montaña, escalada en hielo, raquetas o progresión con piolet y crampones).

 

Monte Perdido. Personas encuestadas según disciplina de actividad invernal. Verano, 2019-2020

Sobre el equipo personal de los montañeros

Equipo personal, calzado: un 1% de las personas encuestadas llevan calzado inadecuado (calzado  urbano).

Se detecta un 61% de practicantes con zapatilla de trekking-trail, 16 puntos porcentuales más que el pasado 2019. Este calzado se considera poco adecuado para estas actividades que van por terreno rocoso sin senda definida.

Equipo personal, pantalón: el 54% de las personas encuestadas van en pantalón corto. 

Este valor muestra una marcada tendencia anual al alza.

Monte Perdido. Personas encuestadas según tipo de pantalón. Verano, 2018-2020
Equipo personal, mochila: el 95% de las personas encuestadas llevan mochila. Monte Perdido. Personas encuestadas según llevan mochila. Verano, 2018-2020

 

En resumen…

En las encuestas 2020 en el Monte Perdido desde Ordesa en verano, las características de los grupos son:

  • Van mayoritariamente en grupos de 2 (44% de los grupos y 32% de las personas) o de 3-5 personas (32% de los grupos y 42% de las personas). Un 15% de los grupos son de un componente (5% de las personas).
  • Solo el 3% de los grupos (5% de las personas) van con guía profesional.
  • El 99% llevan teléfono móvil o radio, pero un 55% no llevan mapa, un 30% no llevan ni brújula ni GPS y un 36% no lleva botiquín.

Y en cuanto al perfil de las personas:

  • El 69% tienen entre 19 y 40 años. Los menores de edad suponen el 4%, y los mayores de 40 años el 27%.
  • El 75% son hombres y el 25% mujeres.
  • Un 4% proceden de Aragón. Los encuestados son principalmente vascos y navarros (33%) y catalanes (19%). Los extranjeros no franceses han disminuido su presencia pasando de ser un 9% en el 2019 a un 4% en el presente año.
  • El 33% está federado en montaña.
  • Un 2% no ha practicado nunca este tipo de actividad y un 7% la lleva practicando 2 años o menos. En el otro extremo, un 53% lleva más de 10 años en la práctica.
  • Un 25% no han ascendido nunca ningún pico de 3000 m y otro 27% sólo han ascendido 1 o 2 picos de estas características. Un 15% ha ascendido más de 10 cimas de estas características.
  • El 88% de los encuestados no suele practicar ninguna actividad de las clasificadas como “montaña invernal”.
  • Mayoritariamente van con zapatilla de trekking-trail (61%), quedando la bota como segunda opción (38%). Un 54% va con pantalón corto.
  • El 95% llevan mochila.

¿Te interesa conocer otros análisis sobre encuestados en actividades en el medio natural en Aragón?

Consulta también los otros análisis del 2020: