Escalada con seguridad

Foto. A. Campo

La escalada con seguridad requiere formación técnica y habilidades en el manejo del material. Pero sobre todo de una actitud positiva para superar limites controlando los riesgos. El vacío siempre estará presente, pero el entrenamiento, las técnicas de seguridad y la atención constante hacen posible una escalada segura.

Tanto en escalada deportiva como en la escalada clásica la seguridad depende de tus acciones: Planifica, equipa tu cordada y actúa con prudencia. Las acciones de cada uno influyen en la seguridad de todos.

PLANIFICA tu escalada:

  • Valora a tu grupo: ten en cuenta sus conocimientos, sus fuerzas y su motivación
  • Elige una zona de escalada y unas vías adecuadas a todo el grupo
  • Asegúrate de disponer de información reciente. El equipamiento ha podido mejorar o deteriorarse
  • Ten en cuenta la meteo, la orientación de la pared, las horas de luz disponibles, el exceso de gente…
  • En vías largas marca un punto de retorno/abandono por si algo no va como lo tenías previsto
  • Fórmate en clubes de montaña o con empresas de turismo activo y recíclate periódicamente
  • Avisa adónde vas y el horario de regreso previsto

EQUIPA tu cordada:

  • Arnés y pies de gato
  • Casco homologado
  • Longitud de cuerda suficiente para el ascenso y descenso
  • Aseguradores compatibles con el diámetro de cuerda
  • Cintas suficientes
  • Cabo de anclaje
  • Descensor y mosquetón para abandonar
  • Teléfono móvil

Y para escalada clásica de vías largas, además:

  • Cintas largas y cordinos
  • El material indicado en la reseña
  • Otros seguros o anclajes por si hubiera que reponer
  • Bloquedor para autoproteger el rapel
  • Kit de auto rescate (bloqueadores para polipastos y/o ascenso por cuerda)
  • Navaja y lámpara frontal
  • Agua, comida, abrigo necesario

ACTÚA con prudencia:

  • Vigila la disposición y correcta colocación de material de todo el grupo
  • Calienta y/o comienza por tramos poco exigentes
  • En zonas que no conoces adáptate al tipo de roca, equipamiento y graduación de esa zona
  • Supervisa tus actuaciones y las de tus compañeros, especialmente las de los más novatos
  • No fíes la seguridad de la cordada a un solo anclaje. Dos puntos para el rapel; tres mejor para la reunión
  • Antes de ascender, debes de saber cómo puedes bajar. Sea un paso, un largo o una vía en montaña
  • Mantén el casco puesto y limita en lo posible el tiempo en zonas con riesgo de caídas de piedras
  • En caso de accidente, guarda la calma. Evita que el herido quede suspendido del arnés mucho tiempo
  • El rapel es siempre peligroso. Mantén la atención y comprueba la cadena de seguridad

Y recuerda, para practicar la escalada con seguridad…

Debes formarte, entrenar y practicar. Inscríbete en cursos de los clubs o empresas de turismo activo. Dedica sesiones a ensayar cerca del suelo las técnicas de auto rescate y los nuevos materiales.

Además, necesitas compañeros preparados y motivados para la escalada prevista: asegúrate de que también ellos han hecho sus «deberes» y tienen la formación suficiente y el material adecuado: tu vida estará en sus manos.

Practicar escalada con seguridad es tu decisión, pero también tu responsabilidad.