Foto: Laura Llovería - GTTAP

Foto: Laura Llovería – GTTAP

Practicar trail running por el Pirineo, o lo que es lo mismo, correr por terrenos de alta montaña, supone un atractivo para muchos deportistas, pero también una vuelta de tuerca más en lo que a seguridad se refiere. En estos casos, al habitual Planifica+Equipa+Actua de los corredores por montaña conviene sumar un plus de atención, equipo y formación.

A veces por desconocimiento, otras por exceso de confianza, no siempre se da la importancia necesaria a los aspectos que tienen que ver con la seguridad del corredor de alta montaña, lo que acaba provocando accidentes y rescates en los que se detecta un perfil de deportista físicamente muy preparado pero con una falta de planificación, de equipo y/o de habilidades en su manejo.

Dar prioridad a la seguridad

Los organizadores de las carreras de trail que se disputan en el Pirineo dan prioridad a la seguridad del corredor exigiendo y/o recomendando un material mínimo para el día de la carrera. Pero el practicante de trail running en el Pirineo fuera de ese calendario de eventos es un montañero más, por lo que resulta imprescindible tomar consciencia de que la alta montaña es un medio exigente que impone peligros a veces desconocidos, a veces infravalorados:

  • Terreno abrupto con grandes bloques de piedra.
  • Pedregales interminables con mucha inclinación que hacen complicadas las subidas y peligrosas las bajadas.
  • Presencia de neveros y glaciares todo el año o buena parte del verano.
  • Cambios repentinos de la meteo.

Todo esto requiere de una experiencia y unas técnicas de progresión específicas. Nuestra seguridad depende de nosotros y debemos actuar en consecuencia.

Ruta planificada y estudiada

En primer lugar es necesario planificar la ruta. La utilidad mapa junto al método MIDE pueden serte de ayuda. Un buen conocimiento y estudio del recorrido te servirá para que seas capaz de tomar las mejores decisiones durante la actividad. Es recomendable llevar gps o smartphone con la ruta grabada, pero debe de servir a modo de consulta: tú responsabilidad es saber casi en todo momento por dónde vas.

Si vais a ir varias personas a correr, todos deben conocer el recorrido e ir con la misma información. Si vas a ir solo te recomendamos dejar aviso a otras personas de tu plan de actividad.

Equiparse: pongamos de moda usar la mochila

La mochila tiene que ser parte de la equipación, igual que lo es la vestimenta y el calzado. Primero se debe estudiar el material básico que vas a llevar, y comprar una mochila en la cual entre todo y tenga algo de espacio extra. El minimalismo te obligará a dejar material importante en casa. Recordad: estamos en alta montaña pirenaica, y un cambio de meteo o que suceda un incidente entra dentro de lo posible. Esta es nuestra recomendación:

  • identificación personal (en el caso de ser alérgico o algún dato médico de interés, reflejarlo en una cartilla)
  • bebida y comida
  • gafas de sol, buff y guantes
  • chaqueta impermeable/cortaviento de manga larga con capucha
  • malla larga
  • manta térmica y silbato
  • móvil con cargador extra
  • botiquín

Dependiendo la ruta y de la planificación que hagáis, añadiréis más elementos que consideréis oportunos para llevar.

El peligro subestimado del corredor: la nieve

Trail running por el Pirineo

GTTAP 2018

Los recorridos del Pirineo, en muchas ocasiones, atraviesan zonas donde hay nieve hasta bien entrado el verano o que ya tiene las primeras nevadas de final de verano. Si vuestra elección es ir por una ruta que tiene nieve, en vuestra equipación es obligatorio incluir unos crampones de zapatilla de trail y añadir el piolet (sino resulta imposible autodetener una posible caída) a tus habituales bastones.

Debéis probar y coger experiencia en el manejo de este material en terreno y situación favorable, antes de manejarlo en una ruta de alta montaña pirenaica. No recomendamos experimentar en mitad de la actividad: os hará cometer errores e imprudencias, y posiblemente tener un accidente. Los crampones de zapatilla de trail no dan la misma estabilidad que los específicos para botas de alta montaña, y los bastones no son específicos para ese terreno. 

En estos tramos con nieve, y para evitar posibles quemaduras por un deslizamiento por la nieve, es imprescindible llevar manga y pernera larga, así como con unos guantes (aunque sean finos).

En el caso de la ascensión al Aneto resulta imprescindible conocer que cuando se retira la nieve de la ruta lo que aparece debajo es el glaciar: un hielo duro, inclinado y de difícil progresión. En esta ruta se ha detectado un incremento de accidentes a corredores por resbalones y caídas graves al no llevar el material adecuado o por un mal uso del mismo. En este caso, y en todos aquéllos donde la actividad montañera tenga un componente técnico (en este caso el componente técnico lo impone la necesidad de llevar y saber utilizar piolet y crampones de montaña), el corredor tienen que comportarse -¡y equiparse!- como un montañero más: es su vida lo que está en juego.