Progresión en montaña invernal

Adquirir formación y práctica en las técnicas de progresión para montaña invernal permite afrontar nuestras actividades en este medio con los deberes hechos. La montaña invernal es una actividad técnica que se desarrolla en medio nevado. Progresar por nieve sin el material y la formación adecuada supone poner en riesgo tu vida.

El 68% de los rescates en actividades de montaña invernal (Pirineo Aragonés temporadas 13-14/18-19) están relacionados con la sobreestimación de las posibilidades. Asegúrate, antes de salir, que tu y todos los que te acompañan tenéis la formación y experiencia necesarias para afrontar la actividad de montaña invernal que te propones con garantías.

Pero si esta es una disciplina que requiere formación y experiencia… ¿Qué pasa si queremos iniciarnos en ella? Si tenéis dudas o es vuestra primera vez os recomendamos aprender de la mano de los guías de montaña o en los cursos que organizan los clubes de montaña para formarse en las técnicas de progresión para montaña invernal.

Y recuerda, en montaña invernal Planifica + Equipa + Actúa y refuerza cada año tu formación y práctica en seguridad en terreno de aludes.

Uso de crampones y piolet

Crampones y piolet son un pack indivisible, donde van unos van los otros. Si prevés que pueda haber nieve en tu recorrido debes añadirlos siempre a tu mochila. Valora también si incluir un casco a tu equipo (muy recomendable).

En montaña invernal no puede faltar también otro pack: DVA, sonda y pala. Un DVA  (Detector de Víctimas de Avalancha) es un aparato que emite una señal de radio localizable por otros aparatos receptores aún bajo la nieve. Junto con la pala y sonda son herramientas fundamentales en caso de que alguien del grupo se vea atrapado por un alud, pues permiten localizar a las víctimas enterradas bajo la nieve y rescatarlas.

Uso de crampones

Consejos antes de empezar:

  • Revisa las ataduras de los crampones: deben estar correctamente atados, sin ningún nudo que pudiera provocar un enganchón con las puntas del otro crampón y provocar una caída.
  • Las hebillas del cierre deben quedar siempre en la parte exterior, si es necesario pasa más cinta por la fijación de la talonera hasta que estas queden por la parte exterior.
  • Las hebillas del cierre tampoco deben quedar demasiado cerca de la puntera de la bota, y se debe recoger la cinta sobrante.
  • El crampón debe quedar bien ajustado a la bota, la puntera bien encajada en las ataduras delanteras y la talonera bien asentada en la zona trasera.
  • Atención a la compatibilidad bota – crampón.
  • Cuando te calces los crampones comprueba que no hay restos de nieve/hielo en tu bota o en el crampón.

Para caminar con crampones sigue estos consejos:

  • El centro de gravedad del cuerpo debe quedar en la vertical del plano delimitado por los crampones; evitando inclinarse hacia la pendiente y apoyarse exageradamente en el piolet
  • Morder en la nieve o hielo con el mayor número posible de puntas, en función de la técnica que se utilice
  • Marchar levantando los pies y separándolos, para evitar enganchones
  • Dar los pasos más cortos cuanto mayor sea la pendiente
  • Evitar correr y saltar para evitar lesiones en los tobillos
  • Tener especial precaución en no pisar las cuerdas, si vais encordados
  • Con botas no muy rígidas y fijación de correas, éstas no deben apretarse tanto que lleguen a dificultar la circulación sanguínea (congelación por falta de irrigación)
  • Si se forman zuecos en las suelas de los crampones, golpea con el piolet para que se desprenda la nieve. Para evitarlo es muy recomendable añadir antizuecos a nuestros crampones

Uso del piolet
Piolet. http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c2/Ice_axe.png/220px-Ice_axe.png

Partes de un piolet clásico o de travesía:
1: Hoja
2: Cabeza o cruz
3: Pala
4: Dragonera
5: Tope para la cinta de la dragonera
6: Mango
7: Punta o regatón

El piolet se empuña con una sola mano colocando la palma sobre la cruz y los dedos índice y pulgar a cada lado de la hoja. La punta de la hoja siempre hacia delante y separada del cuerpo. El regatón ha de clavarse con fuerza en la nieve para que entre bien y sirva de apoyo.

Existen diferentes técnicas de progresión o de uso del piolet en función del tipo de pendiente y de nieve que debemos afrontar.

Durante los ascensos, adecuaremos la técnica más conveniente a la inclinación del terreno:

Piolet Bastón. http://www.montanapegaso.com/tecnica/piolet_y_crampones/piolet%20baston.gif Pendientes suaves (< 30°) y nieve blanda: utilizar la técnica del piolet-bastón. La técnica de ascenso es la misma que en senderismo, realizando zetas para superar una ladera. El piolet se empuña siempre con la mano del monte (para clavarse en la nieve en caso de de resbalar). Se clava el piolet cada dos pasos, cuando el pie del monte está adelantado (posición estable). Al adelantar el pie del valle se está en desequilibrio (no debe moverse el piolet). Para realizar un giro o una zeta: se clava enérgicamente el piolet, sujeto con las dos manos. Se colocan los pies en posición de equilibrio, formando una V, con el pie de monte marcando nueva dirección. No se suelta el piolet de la mano del valle hasta haber desplazado los dos pies en la nueva dirección.
Técnica piolet-escoba. http://www.montanapegaso.com/tecnica/piolet_y_crampones/piolet%20en%20escoba.gif Pendientes suaves (30° – 40°) y nieve más dura: podemos utilizar también la técnica del piolet-bastón, aunque también es factible la técnica de piolet-escoba, que consiste en caminar de la misma manera pero sin levantar el piolet al dar la zancada. Deberemos empuñar el piolet con la mano del valle por la cruz, y sujetarlo con la mano del monte próxima al regatón, que deberá ir rozando o barriendo la ladera sin despegarse de ella.
Piolet-apoyo. http://www.montanapegaso.com/tecnica/piolet_y_crampones/ascenso%20piolet%20apoyo.gif Pendientes moderadas (40° – 50°) o nieve dura: con pendientes más importantes o de nieve dura, donde el mango no penetra y corremos mayor riesgo de deslizamiento utilizaremos la técnica del piolet-apoyo. Se clava el pico apoyándose sobre la cabeza y pala con una mano, mientras mantenemos el equilibrio sobre la nieve con la otra mano. El pico nos sirve a la vez de autoseguro y apoyo. Requiere caminar, tanto como para ascenso como para descenso siempre cara a la pendiente.
Técnica piolet-mango. http://www.montanapegaso.com/tecnica/piolet_y_crampones/piolet%20en%20apoyo.gif Pendientes muy fuertes (>50°) y nieve muy dura: en este tipo de pendientes podemos optar por realizar la técnica anterior del piolet-apoyo, o recurrir a la técnica del piolet-mango. Esta técnica consiste en ascender o descender de cara a la pendiente introduciendo la puntera de la bota en la nieve. El piolet se sujeta por la cabeza con ambas manos, la parte plana del mango permanece de frente al escalador y se introduce el regatón verticalmente en la nieve, procurando clavar la mayor parte posible del mango. La tracción se ejercerá cerca de la nieve. También puede cogerse la cabeza con una sola mano y colocar la otra en la parte superior del mango.

 

Para los descensos

La técnica que utilizaremos para descender dependerá mucho del tipo de superficie con la que nos encontremos. Por lo general, con nieves ya reblandecidas al mediodía y pendientes moderadas suele ser suficiente la técnica del paso hundido. Ésta consiste en andar a grandes zancadas, de cara a la pendiente.

Si la nieve está algo más dura, los pasos deberán ser decididos y enérgicos y descargando el peso a cada paso sobre el talón con la pierna rígida, para hacer un pequeño peldaño. En estos casos podemos llevar el piolet sujeto por la cruz con una mano, paralelo a nuestra pierna y apoyando el regatón en la nieve. Pero si no nos sentimos seguros también podemos llevarlo sujeto con el agarre de autodetención (para frenar una posible caída de la forma más rápida caso de que sea necesario).

En pendientes duras o muy pronunciadas nos daremos la vuelta y bajaremos utilizando la técnica del piolet-mango o piolet-apoyo siempre de cara al monte.

La autodetención

La autodetención es una técnica fundamental para el montañero invernal, que deberemos poner en práctica si un tropiezo o una caída nos provoca un deslizamiento por la pendiente nevada o helada. No es una técnica intuitiva, por lo que necesita aprendizaje y sobre todo de práctica, ya que además se complica si caemos de forma descontrolada.

La posición de autodetención consiste en tumbarse boca abajo en la nieve, apoyando las rodillas con los pies en alto, agarrando el piolet con las manos bajo el pecho, sujetándolo con una mano en la cruz y la otra cerca del regatón, clavando el pico del piolet y apoyando el regatón en la superficie nevada.

Es importante recordar levantar los pies y apoyar solo las rodillas, para evitar que las puntas de los crampones se enganchen en la pendiente y provoquen un volteo o lesiones en pies y/o rodillas.

Conviene practicar primero la autodetención sin piolet en nieves que lo permitan, primero con poca pista de caída, y a medida que se adquiera más confianza probar con caídas más largas y adquiriendo más velocidad. Conforme te veas más seguro practica cayendo en distintas posiciones (¡será raro que si te resbalas caigas siempre en la posición ideal!) y sujetando el piolet con una o dos manos.

En el siguiente vídeo podéis aprender más sobre cómo actuar para autodetenerte.

 

Fuentes de información

Como siempre, muchos antes que nosotros han hecho un trabajo impecable, a ellos debemos partes importantes de estos contenidos y a ellos os remitimos para aprender más.

http://encorda2.com/2013/12/01/curso-alpinismo-nivel-1-consideraciones/

http://encorda2.com/2013/01/17/montanismo-responsable-crampones/

http://encorda2.com/2013/01/29/montanismo-responsable-crampones-2/

http://encorda2.com/2013/02/03/progresion-con-crampones/

http://encorda2.com/2013/03/06/progresion-con-crampones-en-nieve-y-hielo-con-tecnica-de-todas-las-puntas/

http://www.montanapegaso.com/tecnica/piolet_y_crampones/piolet_y_crampones.htm

Comments

Comments are closed.