Progresión en travesía

Progresión en travesía

En un post anterior veíamos qué son las vías ferratas, los materiales necesarios y los diferentes métodos para progresar  por las vías ferratas con seguridad. En esta segunda entrada vamos a profundizar en el método de progresión adecuado para realizar esta actividad con seguridad y repasaremos las normas y recomendaciones que deberíamos tener en cuenta a la hora de practicar esta ariesgada actividad.


¿Cómo progresamos?

Al progresar con el método “en Y” lo haremos siempre con los dos cabos de anclaje enganchados al cable de seguridad (en el caso de usar disipadores de placa en vez de los de cinta cosida, el cabo de frenado lo podremos sujetar al arnés para no llevarlo colgando). Sortearemos los anclajes fijos pasando los mosquetones de uno en uno, de modo que por encima o por debajo, siempre tendremos un mosquetón asegurado al cable. De este modo es casi imposible progresar y que uno de los cabos no esté asegurado al cable A NO SER QUE LOS SOLTEMOS AMBOS A LA VEZ, cosa que no se debe hacer JAMÁS..

Progresión

Progresión en Y. © Peltz

Nunca deberá haber más de una persona por cada tramo de cable de seguridad (se considera tramo a la distancia entre los anclajes que fijan el cable a la pared) que suele medir unos 3 metros.

Se debe mantener entre un escalador y el siguiente una distancia mínima de seguridad de 4 metros (3 del tramo de cable y uno del sistema disipador) para que en caso de caída no nos golpee.

Via ferrata en Huesa del Común

Un escalador por tramo de cable

Los mosquetones del disipador es conveniente llevarlos por encima de los brazos, evitaremos que se nos queden atrás y haya que retroceder un paso para recogerlos.

ayuda-en-la-progresion

Posición correcta de los mosquetones

Si se quiere descansar a mitad de un tramo, buscaremos una posición cómoda y nos anclaremos a una grapa o peldaño con la tercera baga para relajar los brazos. Siempre prestar atención a los que nos siguen, es necesario que ellos también estén en situación cómoda antes de ponernos a descansar ya que no van a poder progresar.

descanso

Posición de descanso. © Peltz

 En tramos desplomados, vuelve a ser útil la tercera baga para quedarse colgado de un peldaño y poder utilizar los brazos para pasar el disipador en el cable de vida o para afrontar el siguiente paso. La tercera baga se suele poner en el peldaño más arriba al que se llegue. Luego con un brazo se hace la fuerza de subir, quitar la baga, avanzar pies, avanzar mano y volver a poner la baga cuando ya no se pueda mantener más la fuerza.

En tramos de franqueo donde no hay donde poner los pies, lo mejor es utilizar de nuevo la tercera baga para poner las plantas de los pies en la pared y hacer fuerza con la cadera hacia afuera, así también se descansan los brazos. Cuando haya que pasar disipador y baga al siguiente tramo del cable de vida tocará hacer fuerza de brazos de nuevo.

Os dejamos un vídeo elaborado por la FEDME en el que se resumen los apartados que hemos visto, haciendo hincapié en la seguridad. Podéis verlo aquí.

Conviene reseñar que estas son las técnicas que se usan en la progresión por vías ferrata hasta la fecha. Pero, es muy probable que, en un futuro, esta actividad cambie radicalmente viendo la proliferación de este tipo de instalaciones y los numerosos problemas de seguridad que han presentado muchos de los modelos de disipadores fabricados por las distintas marcas. Os recomendamos que hagáis una visita a este imprescindible blog donde se habla del futuro de las ferratas: vía ferrata sin cable de seguridad.

Normas y Recomendaciones

♦ Comprueba el equipamiento que está instalado, algunas vías ferratas son muy antiguas. Debéis encordaros si :

Los anclajes tienen una separación superior a 3 m en los pasos verticales (riesgo de caída con factor de caída superior a 5).

No hay bucle de cable en los anclajes. En caso de caída, el mosquetón quedará mal colocado y puede romperse.

caida-con-bucle

Peligro de rotura del mosquetón. © Peltz

♦ En la medida de lo posible, no cogerse al cable de vida. Se debe progresar utilizando los elementos fijos (grapas, clavijas, escaleras…) o incluso las presas naturales, pero no del cable de vida y traccionando de él.

♦ Se deben utilizar mosquetones específicos para VF (marcados con una K), unos normales podrían romperse. Han de ser de cierre de seguridad automático, que facilita la apertura y cierre evitando la posibilidad de que queden ‘mal cerrados’. Deberían ir sujetos al cabo de anclaje con una goma dura que los deje fijos, para que trabajen longitudinalmente.

♦ A la hora de asegurarnos al cable el gatillo del mosquetón deberá mirar hacia nosotros y no a la pared.

♦ Es recomendable llevar material extra para casos de necesidad: cinta cosida, mosquetones de seguridad, cuerda simple de 20/30 m, reverso o descensor. Los necesitaremos para rapelar o para descender a un accidentado.

♦ Las vías son siempre ascendentes y no se recomienda recorrerlas en sentido descendente. Si hemos de abandonarlas rápidamente, suelen tener escapatorias o están equipadas para montar rápeles para su descenso. En todo caso siempre tendrán preferencia los que vengan subiendo.

♦ NUNCA deberemos agarrarnos a alguno de los anclajes fijos de la pared y es conveniente llevar unos guantes de cuero para recorrerla.

♦ Guardar la distancia de seguridad y nunca permanecer más de una persona en el mismo tramo de cable o en espacios que formen parte del mismo paso. La distancia mínima será de 4 m, aunque una distancia superior a 5 será más recomendable.

♦ Si no te sientes cómodo durante algún momento de la progresión o si crees que puedes caer en un paso, debes progresar encordado. Te ofrece más seguridad y permite reducir la altura de caída y sus posibles consecuencias. Se deben dominar las técnicas de utilización de la cuerda. Si no se dominan estas técnicas, solicitar los servicios de un guía de montaña profesional, harán que tu actividad sea más placentera y segura.

♦ Durante la progresión, los cabos del sistema disipador es conveniente que vayan por encima de nuestro antebrazo, es más cómodo y en caso de caída nos libraremos de quemaduras y golpes secos contra la axila.

♦ El clima marca la temporada de las VF: impracticables con nevadas y heladas, resbaladizas con lluvia y mortales con tormentas eléctricas.

♦ Cuidar el material: guardarlo lejos del sol, de ácidos, humedad y fuentes de calor. Repásalo antes de usar y deséchalo en caso de señales de desgaste. Conviene limpiar con un cepillo suave los gatillos de los mosquetones después de cada uso y engrasarlos muy ligeramente de vez en cuando.

♦ No cometer imprudencias: colgarse de un solo brazo, hacer piruetas exhibicionistas o descansar con el brazo por dentro de la grapa… la falsa sensación de seguridad puede traer consecuencias muy desagradables.

Posición incorrecta de descanso.

Posición incorrecta de descanso.

♦ Si llevamos comida o bebida o prendas que vayamos a usar durante la ascensión mejor llevarlas colgadas de un mosquetón a una cinta exterior de la mochila que andar hurgando dentro de ella.

♦ La cámara de fotos mejor llevarla también colgando de una cinta.

Esperamos que los aficionados a esta actividad la practiquen siempre con la precacución necesaria y tomando siempre las medidas de seguridad de las que os hemos hablado. ¡Que las disfrutéis!

Bibliografía:

Revista Aire Libre, nº 134 Julio/Agosto 2004.